AVENTURA CANADIENSE, episodio III

 
Recordaran en el episodio anterior que tras lograr cruzar varios obstaculos como arboles caidos y cercas de puas clausuradas nuestros amigos exploradores aun no podian orientarse dentro del espeso bosque? Bueno, pues es hora de que todavia no saben que onda, pero al fin han logrado un buen ritmo de desplazamiento y parece que ahora todo son bajadas. Andresocutt iba adelante y para el deleite de sus ojos se encontro a un coyote gris, el cual tranquilamente se escondio en la vegetacion, pero Nachoscott alcanzo a divisarlo tambien.

  Asi seguimos y seguimos hasta que una pronunciada bajada nos acelero el paso a unos 40km/h, y pude divisar una planicie obscura que al acercarse mas y mas resulto ser: La carretera!!!

 

Utilizando un poco de sentido comun decidimos seguir hacia abajo, ya que veniamos de las montaņas boscosas y no habiamos bajado tanto, asi que empezamos a devorar kilometros de pavimento. Sin embargo aun no estabamos 100% seguros, asi que cuando nos encontramos con un correoso viejito caminando por la orilla de la carretera le preguntamos hacia donde ibamos y nos dijo "A Ferreria de Tula".
-    Y para Atemajac de Brizuela? -pregunto Gerardoug
-    Sigan por esta carretera, es el siguiente pueblo.-respondio el rancherito.

Asi que satisfechos de darnos cuenta de nuestra ubicacion certera, seguimos pedaleando vigorosamente, por esta carretera…



Despues de algunas laaaaargas rectas y unas cuantas curvas montaņescas llegamos por fin a Ferreria de Tula, cuya brecha de 5kms nos llevo al centro del pueblo donde compramos unos panecitos de color rosado, visitamos la presa del pueblo y divisamos algunas hermosas adolescentes de aquellas que ya comienzan a recibir los arrolladores e infrenables efectos de las hormonas que desatan los caracteres secundarios cuyas formas las hacen mas peligrosas que las curvas de la carretera que acababamos de recorrer. Estos especimenes tenian una gran y abundante vida por delante (y por atras) y tratamos de explicar a que se debia el fenomeno, la conclusion fue que quizas al aire limpio del bosque y a los abundantes lacteos de que disponen.

   Bueno, ejem, voviendo a la historia: Sin embargo,  el agua ya era poca, el sol mucho y el cansancio nos ordenaba terminar con el recorrido para ya descansar, asi que despues de indagar un rato en la presa, tomamos esta fotografia, en la cual se intenta mostrar un truco en el cual Nachoscott se hizo chiquito, a ver que les parece …





  La fotografia no es muy buena, asi que explicando: se supone que Nachoscott se comio una pastilla de chiquitolina y se poso sobre el asiento de mi bici y NO esta sobre una cascada de la presa que esta atras.
  Ya como relleno, vean esta foto de una cabaņita abandonada y de una vaquita lechera…



   Finalmente regresamos por brecha a Atemajac de Brizuela.
   Al termino de esta expedicion compramos unas cervezas MODELO, unos Ruffles, chicharrones y despues de merodear un poco en el pueblo regresamos a la urbe metropolitana, que comparada con la ambientacion que acabamos de dejar, es una porqueria gris y contaminada llamada GUADALAJARA.

Hasta la proxima, esta fue una cortesia mas de…




Regresar